Las rabietas

18 enero 2015

Entre los 2 y los 4 años, los niños se ven en un momento emocional complicado, se suele llamar la etapa de las rabietas.

En primer lugar. Una rabieta no es un arma que usa el niño para conseguir lo que quiere, ni tampoco un berrinche que tiene para molestar a los padres. Vete sacándote esas ideas de la cabeza. Porque una rabieta es algo más sencillo. Es una explosión emocional que le sirve al niño para expresar sus emociones negativas, porque recordemos que todavía no sabe torerar su frustración. Por ello, es una etapa normal en su desarrollo.

¿Qué hacer si tu hijo tiene una rabieta repentina en público?

Todos nos avergonzamos si el niño actúa de esa forma, pero lo último que tienes que hacer alterarte, ni tampoco quieras hacerlo reflexionar en el momento ya que estará demasiado ofuscado y no entenderá lo que quieres.

Weheartit


En una situación así, lo que aconsejan es dejar que llore, que se calme poco a poco. Después, una vez se haya tranquilizado, hablar con él e intentar entender cuál fue el detonante de su rabieta.

Sé que es más fácil escribirlo que realmente hacerlo. Contar hasta 10 antes de perder los papeles y gritarle al niño, siempre es mejor relajarse y esperar a que se le pase.

Estas rabietas no son ni por ser un niño consentido, ni por querer salirse con la suya, estas rabietas son provocadas porque no sabe tolerar todavía las desilusiones.

Aprovecha las rabietas de tu hijo, en cuanto se calme es el mejor momento para enseñarle una buena conducta.

PeriodistaDigital

Sí, simplemente es una etapa más de su desarrollo, ya que el peque no tiene todavía madurez suficiente para expresar su enfado de otra manera. Lo positivo de que pase por la "Etapa de las rabietas" es que es un momento clave e idóneo para que los papis les enseñemos habilidades emocionales, las que necesitará de adulto para enfrentarse a la vida.

Weheartit
 

Eli & J.

1 comentario:

  1. Imagino que consiste en armarse de paciencia, mucha paciencia.

    ResponderEliminar